14 de julio de 2010

Santa Eulalia de Bóveda. Piedra sobre piedra.


Santa Eulalia de Bóveda es quizás el lugar mas sensacional de cuantos hemos recorrido hasta el momento, escondida bajo tierra en un pequeño pueblo de la provincia de Lugo nos encontramos con este monumento turbador, se llega a lo mas íntimo de cuanto estamos hechos.



Lo primero que nos encontramos en el mapa son las indicaciones de un Castro Preromano, a menos de 500 metros de Santa Eulalia. Posiblemente mucho tiempo antes de siquiera tener cuatro piedras, unas sobre otras, las gentes que allí vivían visitaban aquel lugar con fines mas allá de lo puramente funcional.



S. Juan de la Peña. Observar deposito calizo delante de la hornacina.


Y esto no son mas que reflexiones personales, pero me resulta curioso el parecido entre el altar de Santa Eulalia de Bóveda, y uno de los altares de la cripta de San Juan de la Peña. El agua como elemento de nexo nos muestra un culto, o adoración hoy olvidado. Lo que si se ha mantenido hasta nuestros días es el agua como elemento salutífero -actualmente de moda-, en Santa Eulalia podemos encontrar hasta un ejemplo de un grabado donde podemos ver reflejados unos lisiados que acudían al lugar.


Sta. Eulalia de Boveda. Lisiado mostrando pierna deforme

Existe en Galicia un lugar con muchos paralelismos con Santa Eulalia de Bóveda, de hecho la advocación de Santa Eulalia -hoy olvidada- también formo parte de aquello, nos referimos a Santa Mariña de augas Santas. Además de estructuras arquitectónicas con muchas similitudes donde el agua ocupa una parte central, podemos ver otros elementos -hoy en día cristianizados-, que nos retrotraen al tiempo cuando el rodillo Romano no había "globalizado" la península Ibérica. Además este tipo de altares los hemos encontrado también en otros lugares.


Altar con ollas. Santa Mariña de Augas Santas. Orense


Volviendo a la historia oficial de Santa Eulalia de Bóveda resulta interesante hasta la forma como fue descubierta. Esta suerte se la debemos al párroco José María Penado, que allá por el año 1914, intuyendo que había alguna construcción bajo el atrio de la iglesia excavó un hoyo encontrándose con lo que hoy podemos ver. 

Muchas interpretaciones se han dado acerca de las diferentes utilidades del templo a lo largo de la Historia, desde como ya hablábamos en principio de lugar de aguas beneficiosas, pasando por el culto a Cibeles en época Romana, hasta capilla protocristiana en las cercanías de Lucus Augusti. Algunos sitúan incluso a Prisciliano practicando sus rituales, incluso sepultado allí.




Una referencia exquisita del conjunto nos la encontramos en el Blog de Carlos Sánchez-Montaña, donde ha realizado un trabajo impresionante acerca de este lugar. Existen multitud de interpretaciones de como debió ser el templo en su momento, y parece que que las columnas que hoy se sitúan rodeando el estanque se encontraban en la parte superior del mismo; ya que aparecieron sobre los escombros como se puede apreciar en la fotografía

Estado en el momento del descubrimiento. (1914).


Yo me quedo con las sensaciones, con las pinturas y la magia de un lugar que no tiene paralelismos en la geografía ibérica.




La visita es más que recomendable, y las personas que cuidan del monumento muy amables.





Safe Creative #1007156828259

2 comentarios:

Nuevo Clasicismo dijo...

Santa Eulalia de Boveda es uno de los monunemtos mas extraños y desconocidos de la Hispania Romana que felizmente ha llegado a nuestros días. Es un placer que se promocions desde blogs como este.

CorpusHermeticum dijo...

Muchas gracias. Intentaremos seguir en ello. -Mas vale tarde que nunca- , acabo de ver su comentario.