27 de octubre de 2008

Berrioplano. Pompelone - Virovesca I



Normalmente, cuando voy a Pamplona, me alojo en el Hostal El Toro en Berrioplano. Aparentemente una zona en las afueras con muy poco encanto. Que sorpresa la mía cuando cruzando la carretera me encuentro con la iglesia parroquial, aparentemente sencilla, pero con una portada del siglo XII - XIII que no tiene desperdicio. En la parte izquierda de la misma aparece una figurilla comúnmente atribuida a San Miguel, advocación interesante y misteriosa a la que "lamentablemente" alguien le ha borrado el rostro o por lo menos eso parece, o , Quizá ¿Querría decir algo más?.






















No es que sea yo de esos a los que les gusta forzar los asuntos para conseguir la cuadratura del círculo, pero, ¿Verdad que encontramos cierto parecido entre la crux ansata (Anj Egipcio) y la figurilla de San Miguel?



























Una historia....


Isis , esposa y hermana de Osiris, símbolo de la vida. Seth hermano de Osiris asesina a éste, e Isis lo hace resucitar con la ayuda de Anubis. El resucitado Osiris, engendra en Isis a Horus.












                      Anubis y San Miguel pesando las almas de los difuntos.








El ciclo interminable de nacimiento - vida - muerte - resurrección ligado a través del tiempo y la distancia, también algunas casualidades en una pequeña figura.


Próxima entrega: Cráteres en Teruel


4 comentarios:

HOGAR ANTIGUO dijo...

Querido amigo:
Ya no me sorprende, pero no deja de producirme un cosquilleo especial, cada vez que me tropiezo "casualmente" con personas que, como tú, buscamos y vibramos ante las mismas "curiosidades".
No has sido el único en reparar en que el enigmático San Miguel tiene una estrecha relación con Anubis.
Mi joven, aunque "viejo", amigo Javier Sierra ya desarrolló esa similitud de roles en uno de sus libros...
Abrazos, deseando volver a verte por CASA FLORENCIO.

CorpusHermeticum dijo...

Gracias por dedicar parte de tu tiempo a leer estas entradas.

Sinceramente no conocía la referencia de Javier Sierra, pero en el caso de Berrioplano, no se queda simplemente en los paralelismos -que los tiene-. La iconografía utilizada en este caso está llevada a unas ascuas fáciles de reconocer.

Nos veremos en breve, por el momento el viento me lleva por otros lugares. Tendremos tiempo de comentar.

Mere dijo...

El observador que se deleita en los pequeños detalles y mira buscando matices, vive la vida de otra manera. Apasionante reflexión, mi enhorabuena.

Enrique de Aguilera. dijo...

Gracias Mere, me alegro que te gustase.